10
feb
07

Alberto Castillo – Selección de Tangos


Alberto Castillo
El Cantor de los 100 barrios porteños


Alberto Salvador De Luca nació en el barrio de
Mataderos (limite con Floresta),

el 7 de Diciembre de 1914, siendo el
quinto hijo del matrimonio conformado por, Salvador De Luca y Lucia Di Paola, de nacionalidad Italiana, eran de clase media, y buena posición económica.

En su hogar se escuchaba mucha música lírica, y desde muy pequeño se fue forjando en el canto, influenciado en los grandes cantantes de operas.

Año 1921 : Cuando contaba apenas 7 años los muchachos de la barra del Barrio lo hacían cantar dado que tenia mucho gusto y un matiz de voz muy prometedor.

No había reunión, ni pic nic que no lo invitaran para que animara con su gorjeo las reuniones. Si bien los padres se sentían halagados por el reconocimiento que le hacían por tener un hijo cantor, no querían descuidar la formación del pequeño Albertito, y le exigían se aplicara para progresar en la escuela primaria, primero y después en la escuela secundaria.

Alberto que tenia una capacidad para asimilar lo que estudiaba, tenia muy buenas notas, cosa que agradaba a sus queridos viejos, que lo estimulaban constantemente en la forma espiritual y material para que su retoño avanzara en adquirir conocimiento. Si bien en los comienzos se dedico con anhelo a estudiar, no descuido el canto que era su otro amor.

Año 1930 : Ingresa a la Facultad de Medicina de la ciudad de La Plata.
Cuando podía actuar como cantor de Tangos lo hacia bajo el seudónimo de Alberto Dual.

Año 1934 : Debuta como profesional actuando en Radio Belgrano acompañado por el conjunto del guitarrista Armando Neira.

Año 1935 : Lo hace con el conjunto de Augusto P. Berto.

Año 1937 : Con Mariano Rodas.

Año 1938 : Era practicante del Hospital Alvear y junto a otros compañeros estudiantes, armaron una comedia musical, donde Alberto cantaba Tangos para delicia de los concurrentes.

Año 1941 : Los futuros médicos organizan un baile, y contratan a una orquesta típica para amenizar la reunión danzante.

La Orquesta era dirigida por un odontólogo-pianista que bautizo a su conjunto Los Indios dirigida en homenaje a un equipo de rugby que llevaba ese nombre), que había logreado un amplio prestigio entre los bailarines.

Esta típica la dirigía Ricardo Tanturi, y tenia la particularidad de interpretar un tango de mucha sencillez, sin alardes de mayor inquietud musical, pero que satisfacía ampliamente las exigencias de un publico que gustaba de ese tipo de ejecuciones.

Los organizadores le comentan al maestro Tanturi que tenían un colega que cantaba muy bien y si podía acompañarlo en algún tema, a lo que el Director acepto de buena gana.

Comentan que Ricardo Tanturi se asombro de las condiciones vocales puestas de manifiesto por el joven cantor y además por la afinación perfecta demostrada.

Nace el cantor

Tanturi lo intereso a Alberto en tomarle una prueba y si las cosas andaban bien contratarlo.

Al poco tiempo , formalizado el contrato debuta en Radio El Mundo, y don Osvaldo Valle hombre de esa emisora le sugirió adoptara el nombre de Alberto Castillo.

El flamante cantor, era un poco trasgresor dado que rompía con todos los estilos conocidos. Agarraba el micrófono, caminaba por el escenario, llevaba su mano a la cara (haciendo eco) Hacia inflexiones en la voz, estirando las frases cuando la misma lo permitía.

Verdaderamente un autentico creador de un estilo, que inmediatamente prendió en el publico.

En alguna oportunidad comento; “…Yo el tango lo expreso con todo el cuerpo, porque es la única manera que entiendo, yo canto como me enseño la calle, el café, y las Guardias en el Hospital Alvear, no se hacerlo de otra forma”

Año 1941 : El 8 de Enero graba con Tanturi para el sello Víctor, su primer tema, el “Vals Recuerdo”; le siguen: “La Vida es corta”, “Mozo Guapo”, “La Serenata”, “Pocas Palabras”, “Mi Romance”, “Noches de Colon”, “Mi Morocha” , “Mi Moro”, “Ese sos vos”, y “Recuerdo Malevo”, todos ese año.

Año 1942 : Castillo se recibe de medico ginecólogo.

Año 1943 : Las últimas grabaciones de Castillo con Tanturi fueron: “A otra cosa”, “Che Pebeta”, “Qué podrán decir”, “Mi Piba”, “Ya Sale El Tren”, “Con los Amigos”, “La Ultima Copa”, “Qué me quiten lo bailao”, “Bailongo de los Domingos”, y “Barajando Recuerdos” como último tango.

Año 1944 : Paulatinamente se estaba generando un fenómeno muy particular, que era el progresivo predominio de los cantores en la labor en las Orquestas Típicas, llegando a erigirse en las figuras principales , y Alberto Castillo sin temor a equivocarnos podemos aseverar que fue un precursor en este tipo de manifestaciones.

Director y Cantor entendieron que había concluido un exitoso ciclo, y pactaron de mutuo acuerdo separarse.

Reemplazando a Castillo, Tanturi incorpora a Enrique Campos, (Enrique Inocencio Tronconi) un cantor uruguayo con una voz y un estilo completamente diferente al de Castillo que en ningún momento trato de imitar la fuerte personalidad interpretativa de Castillo.

Su éxito como cantor solista

Uno de los mas notables compositores de nuestro Tango es sin lugar a dudas el querido maestro Emilio Balcarce.

Sus condiciones como Director, Violinista, Bandoneonísta y arreglador así lo afirman.

Había tocado con Edgardo Donato, Luis Moresco, y Manuel Buzón.

Por acuerdo con Castillo forma una gran Orquesta para acompañar al flamante cantor solista.

Comienza un nuevo ciclo de resonantes éxitos actuando en Radio Belgrano, reuniones danzantes en clubes de todos los barrios de Buenos Aires, la gente enloquecía cuando actuaba Castillo.

Graba para el sello Odeón Mano Blanca y Luna de Arrabal.

Debuta como solista en el Teatro presidente Alvear, remplazando a Alberto Vila en la obra Yo Soy El Tango, donde era acompañado por Pedro Maffia y fue tal la respuesta del publico, que hacían largas colas para poder entrar a ver el espectáculo de su ídolo.

Era tal la cantidad de personas que quedaron en la calle, que la policía tuvo que cortar el transito de la calle Corrientes.

En esa época había una famosa audición radial auspiciada por Jabón Federal que contrataron a Castillo como su estrella principal, para delicia de los radioescuchas.

Su estilo, y su afinada voz, marcaban un gran desequilibrio con relación a otros colegas cantores.

Tal es así que había un famoso programa titulado “Ronda de Ases” , donde el publico consagraba a los mejores a fuerza de aplausos, demás esta decir que cuando actuaba Castillo como cantor de Tanturi, barría con los demás competidores.

Su fraseo, y las notas entrecortadas rompían con todos los moldes conocidos. Su simpatía sin par hacia que se generara una comunión muy estrecha con el publico

Construye su hogar

El 6 de Junio de 1945, contrae matrimonio con Ofelia Onetto, con quien tiene tres hijos, a los que formo de la misma forma que sus padres lo hicieron con el, estimularlos para que sean algo en la vida; y vaya si lo logro:

Alberto Jorge, medico-obstetra, Viviana Ofelia, Ingeniera Agrónoma, y Gustavo Alberto, Cirujano Plástico.

Alberto siempre comento que su familia es todo en su vida, que nada hubiera sido sin el cariño de sus padres, de su esposa y de sus hijos. Siempre agradeció a Dios , tantas bendiciones, sin lugar a dudas un buen hijo, mejor esposo y padre cariñoso.

Sus acompañamientos musicales

En su carrera profesional Alberto Castillo fue acompañado como solista, (después de cantar con Tanturi), por Emilio Balcarce, Enrique Alessio, Ángel Condercuri, Jorge Dragone y Osvaldo Requena.

En la película El Tango En Paris canta el tango Ninguna, acompañado por Aníbal Troilo . En la película Nubes de Humo, es secundado por Francisco Canaro e interpreta el tango Pirincho.

Sus pasos por el cine

Su simpatía arrolladora de porteño leal y cordial, hace que los directores de cine reparen en el.

Manuel Romero lo convoca para hacer de galán en la película “Adiós Pampa mía”, película que se exhibió con buena acogida en todos los países de América.

Filmo también “La barra de la esquina”, con una muy buena respuesta de parte del publico.

Otros éxitos fueron las películas: “El Tango vuelve a Paris” , “Un Tropezón Cualquiera da en la Vida”, “Alma de Bohemio”, “Buenos Aires mi Tierra Querida”, “Ritmo, Amor y Picardía”, “Música Alegría y Amor”, “Luces de Candilejas”, “Nubes de Humo”.

Evidentemente Castillo era un éxito de taquilla para los productores, que descubrieron en este notable cantor un actor de relevancia que a través de sus películas perfectamente nos representaría como embajador cultural ,de nuestra música ciudadana, cuando las mismas eran exhibidas fuera del país.

Autor de letras

Con el seudónimo de Riobal, escribió las letras de los tangos: “Castañuelas”, “Así Canta Buenos Aires”, “Donde me quieren Llevar”, “Muchachos escuchen”, “Cucusita”, “Yo soy de la vieja Ola”, “Un Regalo del Cielo”, “Cada Día Canta Mas”, “A Chirolita”.

Sus criticos

Alberto Castillo como otros grandes de nuestro Tango, que se escapaban de los esquemas tradicionales conocidos para interpretar, era denostado por su estilo tan particular, llegando a calificarlo de carrero, chabacano, y otros términos peyorativos.

El durante mucho tiempo se mantuvo tranquilo no contestando agravios; hasta que un día, cansado de tanto comentario negativo, dijo,

“Ahora hablo yo”. “… han dicho de mi cuanto quisieron, hablaron de mis tangos, de mi forma de cantar, pero les contesto; cuando canto no cuido la pose ni pienso , que dirá el público. Todo esta pendiente de mi interpretación, y si es necesario golpear una palabra para darle mayor fuerza emotiva; nervios, cuerpo y mente entregan sin cálculos s esa emoción. Yo no imito a nadie, vivo atento a las emociones del pueblo y trato de satisfacerlas me preocupo por mi repertorio.

Es probable que tantas criticas que recibía, no hayan sido directamente a el y a su modalidad de cantar, sino mas bien a la clase de publico que lo seguía identificados con un sentimiento político con el que también el estaba identificado, que era el Peronismo.

En cierto modo Castillo representaba la ascendente estrella del gobierno de Perón, su entonación arrabalera, su modo plebeyo de vestirse, los ademanes grandilocuentes, la trompada a flor de piel, la característica de despreciar las delicadezas del idioma, todo se ajustaba a un estilo de vida que estaba naciendo.

En ese momento era un cantor de vanguardia, un populista que introducía antes de cantar unas palabras seductoras que calaban muy hondo en las masas que lo seguían;

“.,..yo soy parte de mi pueblo, y le debo lo que soy, hablo con su mismo verbo y canto con su misma voz,

y a continuación cantaba la cuarteta de Cien Barrios Porteños; “…cien barrios porteños, cien barrios de amor, cien barrios metidos en mi corazón”.

Incorpora el candombe a su repertorio

Año 1947 : En plena popularidad Castillo era reclamado de nuestro vecino país, Uruguay para que actuara.

El Candombe era un baile tradicional entre el pueblo Uruguayo.

Castillo comenta que Osvaldo Sosa Cordero, le acerco una historia de un negro que se había enamorado de una hermosa rubia, y que eso lo había movido a investigar mas sobre el origen de los negros en América del Sur.

Como considero que el Candombe estaba íntimamente ligado al origen de nuestro Tango, conjuntamente con músicos uruguayos comenzaron a componer música y así nació su primer candombe titulado “Charol” .

Entre el público de Uruguay cayo muy bien la incorporación en su repertorio por parte de Castillo , el Candombe.

Evidentemente su olfato para llegar al publico una vez mas , le dio resultados positivos. Fue tal el éxito logrado que en todas sus presentaciones no podía estar ausente el Candombe cantado por el y adornado con la coreografía de morenos músicos y bailarines .

Año 1993 : Grabo nuevamente en esta oportunidad con el conjunto de Rock “Los auténticos decadentes”, el candombe Uruguayo, “Siga el baile”, cuyos autores (Carlos Warren y Edgardo Donato) lo escribieron y compusieron en el año 1945.

Sus giras al exterior

Se decía que después de Gardel, fue el cantor que mas viajes hizo al exterior recorriendo en su periplo varios países.

A Europa fue seis veces, seis veces a Estados Unidos, otras tantas, a todos los países de América. Nueva York, Canadá, Boston, Filadelfia, Houston, Santo Domingo, Miami, México, fueron algunos de los lugares donde actuó.

Fallecio el 23 de Julio del 2002.

Oscar Marmol
http://www.elportaldeltango.com/especial/castillo%20alb.htm

Link:

About these ads

0 Responses to “Alberto Castillo – Selección de Tangos”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Publicaciones

febrero 2007
L M X J V S D
« ene   mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Archivo Blog

Blog Stats-desde 10-08-2008

  • 751,593 hits

Desde 20-08-2008

http://musicarberdi.wordpress.com/2008/08/01/tango-rberdi-el-diario-2tango-rberdi-el-diario-2/


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: