Archivo para 20/01/07

20
Ene
07

Antonio Agri – La Conversación

Antonio Agri – Un gran violinista en uno se sus últimos trabajos.

Luego pondremos los datos correspndientes.

Link:

http://rapidshare.com/files/12236344/RBerdi_Antonio_Agri-LaConversacion.rar.html

Anuncios
20
Ene
07

Orquesta Típica Los Provincianos – Dirección: Ciriaco Ortiz – Su Obra en la RCA – 1931-1934

Bandoneonista, director y compositor(5 de agosto de 1905 – 9 de julio de 1970)Nombre completo: Ángel Ciriaco Ortiz BarrionuevoApodo: Ciriaquito

Alguna vez se dijo en alusión a su virtuosismo: «Produjo el casi prodigio de que alguien no porteño, fuese capaz de arrancar del fueye, fiorituras y cabriolas que pocos tangueros bien de Buenos Aires nunca alcanzaron». Y agrega: «Sería absolutamente imposible pautar en un pentagrama lo que él hace con su instrumento. Lo que aporta es la forma de frasear, de dividir la melodía, de matizar, de armonizar. Es un estilo con reminiscencia del punteo guitarrístico del milonguero criollo, que no ha tenido continuadores, aunque puede haber influido mucho en Aníbal Troilo».

Se crió en un ambiente musical pueblerino y heterogéneo, el boliche “Don Ciriaco”, propiedad de su padre, ejecutante del bandoneón y compositor del vals “Viaje a Argüello”. Su infancia se impregnó de música nacional, en todas sus formas y ritmos. También de chico comenzó a aprender el bandoneón y con él, el tango.

Dicen que por 1920 pasó

Roberto Firpo con su orquesta de gira por la provincia de Córdoba y Ciriaquito con apenas quince años, habría reemplazado a Pedro Maffia que estaba ausente por una indisposición.

Pero el despegue ocurrió cuando otro visitante, el pianista Nicolás Vacaro lo escuchó. Era 1923 y el músico lo convenció para que viajara con él a Buenos Aires, lo alojó en su casa y se lo presentó a

Juan Carlos Bazán, director de la orquesta donde estaba tocando. Al poco tiempo debuta en Mar del Plata, en el Club Pueyrredón.

El año 25 le es pródigo. Lo contratan para actuar en el cine Gaumont, para lo cual forma un conjunto que inicialmente es conformado por el bandoneón de Nicolás Di Massi, los violines de Marcos Larrosa y Juan Ríos y el piano de Eliseo Ruiz.

Además ingresa al sello Victor formando parte de la

orquesta de la empresa discográfica que estaba armando Adolfo Carabelli y en la que permaneció cerca de veinte años.

Participa de la formación inicial de la misma y de su primera grabación el 9 de noviembre de 1925, con los tangos “Olvido” de Ángel D’Agostino y “Sarandí” de Juan Baüer. A su lado estaban los fueyes de Luis Petrucelli y Nicolás Primiani, los violines de Manlio Francia, Agesilao Ferrazzano y Eugenio Romano, con Vicente Gorrese al piano y humberto Costanzo en el contrabajo.

Debuta en Radio Cultura en 1927 y luego pasa a Radio El Mundo, donde permanece veinte años. En ese lapso actúa en las orquestas de

VardaroPugliese, Francisco Canaro, Julio De Caro y acompañó al cantor Antonio Rodríguez Lesende, en trío con Juan Carlos Cobián y Cayetano Puglisi.

Sería muy arduo mencionar a todos los artistas que acompañó y sus innumerables presentaciones, pero quiero destacar su participación en los carnavales del Teatro Politeama con la orquesta gigante que dirigió

Juan Carlos Cobián y un párrafo sobre el concurso de la Revista Sintonía para elegir los músicos más populares, donde sale elegido junto a Pedro Maffia, Elvino Vardaro y los hermanos Julio y Francisco De Caro.

Maffia desertó y fue reemplazado por quien seguía en número de votos: Carlos Marcucci. Este verdadero seleccionado hizo actuaciones en Radio El Mundo y cuatro registros fonográficos: “Un lamento”, “Tierra querida“, “El tirabuzón” y “Chiclana”.

En 1950 forma parte del la orquesta de

Mariano Mores en el Teatro Alvear.

Una ocurrencia de Homero Manzi que se encargaba de las presentaciones fueron “Los cinco ases Pebeco”, junto a Marcucci, Maffia, Laurenz y Piana, quienes debutan en Radio Stentor.

En un ciclo radial hizo dúo con el piano de

Lucio Demare y se presentó acompañado de numerosos guitarristas de renombre.

Pero deben citarse a tres. Dos de ellos componentes casi perpetuos de su famoso Trío Ciriaco Ortiz: Ramón Andrés Menéndez y Vicente Spina, éste último autor de “Tu olvido”, “Me quedé mirándola”, “Loco turbión” y otros grandes temas. El tercero, que lo acompañó en sus últimos años en el escenario de “El viejo almacén” fue Edmundo Porteño Zaldivar. Este buen guitarrista integró la orquesta de Ricardo Tanturi en 1938 y en la década del cincuenta, el espléndido Cuarteto Troilo-Grela. Además fue compositor de numerosas obras, entre las que se destaca su éxito folclórico, “El humahuaqueño”.

Con su trío comenzó a grabar el 20 de marzo de 1929, registrando un gato y una chacarera de su autoría. Su último disco fue el 15 de septiembre de 1955, con el que completó 260 registros para RCA-Victor. Más adelante, hace doce temas más para el sello TK.

Como datos curiosos, en los años 52 y 53, todavía en la Victor, formó un sexteto para registrar cuatro tangos: “Recuerdos de la pampa”, “El verde”, “Canaro” y “

Una noche de garufa“.

Con la orquesta Ciriaquito también había grabado cuatro temas entre 1931 y 1932: un foxtrot, dos tangos y una chacarera.

Contando las grabaciones que realizó con la Orquesta Los Provincianos entre el 31 y el 34, la cifra de sus temas discográficos asciende a 310 registros.

En el boliche de su padre, fallecido en el año 1942, conoció a

Carlos Gardel, visitante infaltable cuando andaba por Córdoba. El Zorzal le grabó dos temas: “Sueños”, con letra de Eugenio Cárdenas y “Nena”, con letra de Juan Carlos Bazán.

Pero su tango más importante fue sin duda “Atenti pebeta” con letra de Celedonio Flores.

Sus virtudes de ejecutante no han sido superiores a su permanente humor, del que fluían dichos graciosos y todo tipo de ocurrencias.

Dijo de la cantante

Tania: «La primera cédula de identidad se la firmó el comandante Cuitiño, lugarteniente de Juan Manuel de Rosas a mediados del siglo XIX», y agrega: «La gallega llegó a América como azafata de una de las carabelas de Colón».

Sobre Edmundo Rivero: «Cuando era chico jugaba a los trencitos, pero en la Estación Retiro, con los de verdad». «Su ópera preferida es Manón».

Sobre el cantor Alberto Gómez: «Cuando se despertaba, la mujer le llevaba a la cama el mate y el sombrero», y como estas bromas, infinitas más.
Su pasión y su trabajo fue la música, fue aceptado y reconocido por ella. Siempre bien recibido por su sonrisa permanente y el humor a flor de labios. Es sin lugar a dudas, una escuela entre los fuelles y un personaje digno de recuerdo.

Link:

20
Ene
07

Historia del piano: de Cristofori a Steinway

Historia del piano: de Cristofori a Steinway

http://www.hagaselamusica.com/clasica-y-opera/instrumentos/historia-del-piano-de-cristofori-a-steinway/

El piano de Bartolomeo Cristofori fue el primero en poseer un sistema de mecanismo con martillo que podía lograr tanto sonidos fuertes como suaves.

En 1711 Scipione Maffei describe uno de los primeros pianos de Cristofori como un “harpiscordio con fuerte y suave”… En 1863 Heinrich Steinway diseña y construye el piano vertical moderno con cuerdas cruzadas y una sola tabla armónica.

Hacia 1726 Cristofori introduce un nuevo elemento en sus pianos, el sistema “una corda” que permanece hasta nuestros días. Se basaba en la posibilidad de permitir al ejecutante mediante un comando especial desplazar el mecanismo de tal modo que cada martillo golpee sobre una menor cantidad de cuerdas de lo que habitualmente hace para lograr un sonido muy suave.

En los pianos modernos actuales el “una corda” permite que el martillo del piano golpee sobre solo una cuerda de cada grupo.

Las primeras composiciones específicas para pianos hacen su aparición en 1732. Son las famosas 12 sonatas para piano de Giustini.

Juan Sebastián Bach toma contacto por primera vez con un piano hacia el año 1750. El piano estaba construido por Gottfried Silbermann quien construía pianos desde 1725.

Este era un constructor de órganos de la ciudad de Freiberg, en Saxonia. Tomó contacto con el piano de Cristofori hacia finales de la década del 20 lo que lo movió a construir los suyos propios. Bach se puso en contacto con él y le pidió que alivianara el mecanismo y que reforzara el volumen del sonido en las octavas superiores. Silbermann concretó el pedido lo que produjo que Bach se convirtiera en Agente de ventas de estos pianos.

Desde el taller de Gottfried Silbermann se desarrollaron las famosas escuelas de construcción de pianos conocidas como la “Escuela alemana” y la “Escuela inglesa”.

Dos discípulos de Silbermann llamados Johannes Zumpe y Americus Backers emigraron a Londres donde desarrollaron un piano que poseía el mismo mecanismo que el de Cristofori aunque con notables modificaciones. Este mecanismo evolucionado fue el más tarde se llamó “Mecanismo inglés”.

Otro discípulo de Silbermann llamado Stein, tal vez el más notable de ellos, realizó otras variantes al mecanismo original de un diseñador llamado Schroter. Este mecanismo fue el que más tarde se conoció como “Mecanismo alemán o Vienes”.

Entre los años 1760 a 1830 hubo una gran expansión en la construcción de pianos. En 1762 se produce el primer concierto de piano en toda la historia realizado por Henry Walsh en Dublin. El piano cuadrado, una variante especial del piano de cola, hace su debut en 1776 por construcción de Sebastián Erard.

En 1773 se publican las famosa sonatas para piano Opus 2 de Muzio Clementi que intentan utilizar al máximo los recursos del piano.

En 1775 se construye el primer piano en los Estados Unidos de América en una fábrica instalada en Filadelfia.

En 1795 se desarrolla en Londres en primer piano vertical. Su diseñador era William Stodart.

En 1808 Sebastián Erard, un diseñador de pianos Francés de origen alemán, patenta su famoso mecanismo de simple repetición y presenta el agrafe que permitía permanecer a las cuerdas en su exacto lugar luego del golpe de martillo.

En 1810 Sebastián diseña el mecanismo de pedales tal como llega hasta nuestros días. En 1822 introduce su mecanismo de doble repetición que permitía una gran velocidad de repetición entre sus teclas.

En el año 1828 Ignaz Bösendorfer funda su fábrica en Austria. Estos pianos se encuentran actualmente entre los más destacados del mundo.

El año 1853 marca un hito en lo que se refiere a formación de fábricas de pianos que hoy son de renombre. El alemán Heinrich Steinweg emigra a los Estados Unidos de América y funda Steinway and Sons en New York. Julius Blüthner funda su fábrica en Leipzig y Carl Bechstein hace lo suyo en Berlín.

En 1863 Steinway diseña y construye el piano vertical moderno con cuerdas cruzadas y una sola tabla armónica.

En 1874 perfecciona el pedal Sostenuto.

En ese mismo año J. Blüthner patenta su famoso sistema aliquot que incrementa la resonancia de las cuerdas al introducir una cuarta cuerda adicional a cada grupo de tres, aunque más elevada. Esta cuerda no es percutida por el martillo sino que vibra en simpatía.

En 1880 Steinway abre una sucursal en Hamburgo comenzando a competir en el mercado europeo con sus dos fuertes contrincantes: Bechstein y Blüthner.






20
Ene
07

Orquesta Típica Víctor – 1926-1940 – Remasterizado en Suiza – 1996

Orquesta Típica Víctor

Por Néstor Pinsón
http://www.todotango.com/english/creadores/orq_tvictor.asp

When the officials of that record company had the idea of putting together an orchestra that would represent the corporation, they turned to a pianist classically trained, who had not yet played tango: Adolfo Carabelli.

This great artist studied with the best teachers of his time and when he was fifteen he was already playing concerts in the theaters of the city of Buenos Aires.

When he was very young he went to Bologna, where he stayed until 1914. There he went to school and continued his musical studies. When the war broke up he returned to his country where he put together a small group of classical music: “Trío Argentina”.

Around that time he became acquainted with the pianist Lipoff, who accompanied the well-known dancer Anna Pavlova, and through him he was introduced to jazz, a genre that was beginning to get a wide acclaim.

His first orchestra was named “River Jazz Band”, later, when switching to the radio, the group bore his name, and the orchestra achieved an overwhelming success and was requested by all the nightclubs of the period. Eduardo Armani and Antonio Pugliese, among others, passed through its ranks.

He recorded his early records for the Electra label and later he is hired by the Victor company as musical advisor and responsible for the creation of a tango orchestra.

It was a seminal orchestra in tango, that never performed in public, but which left for us, during its long career, the indelible memory of its perfection and quality.

Adolfo Carabelli

The first setting chosen by Carabelli, and that made its debut recording two tangos on November 9, 1925: “Olvido”, by
Ángel D’Agostino, and “Sarandí” by Juan Baüer, was the following:Bandoneons: Luis Petrucelli, Nicolás Primiani and Ciriaco Ortiz; violins: Manlio Francia, Agesilao Ferrazzano and Eugenio Romano; piano: Vicente Gorrese; and double bass: Humberto Constanzo.

The composition of the orchestra changed very often, the musicians were continuously replaced, but they all were of an excellent level. So that so that some experts recognize, on certain recordings, the violin of
Elvino Vardaro, for example.

Other important names that passed through the ranks of the orchestra were: the bandoneon players
Federico Scorticati, Carlos Marcucci and Pedro Laurenz; Orlando Carabelli, brother of the leader, and Nerón Ferrazzano on double bass; on violins: Antonio Buglione, Eduardo Armani and Eugenio Nobile. Cayetano Puglisi, Alfredo De Franco and Aníbal Troilo were also included in the orchestra on some occasions.

Mario Maurano

Years later, and due to commercial reasons, the label thought that only one orchestra was not enough.

For that reason a number of orchestras began to appear: “Orquesta Victor Popular”, the “Orquesta Típica Los Provincianos” led by
Ciriaco Ortiz, the “Orquesta Radio Victor Argentina” led by Mario Maurano, the “Orquesta Argentina Victor”, the “Orquesta Victor Internacional”, the “Cuarteto Victor” (lined up by Cayetano Puglisi, Antonio Rossi, Ciriaco Ortiz and Francisco Pracánico) and the excellent “Trío Victor”, with the violinist Elvino Vardaro and the guitarists Oscar Alemán and Gastón Bueno Lobo.

The already mentioned quality of the musicians made the Orquesta Típica Victor one of the highest musical expressions of its period, and it would remain at the same level until the late thirties. And this is important to highlight, because other important orchestras, such as
Julio De Caro, had lost their north.

Unfortunately later, because of a repertory that tried to fit into the commercial needs of the period, the quality of it declined, but neither its sound nor the capability of its members were of a poor level. Its vocalists, likewise, kept on being of a first rate level.

Federico Scorticati

In 1936 the leadership of the orchestra is transferred to the bandoneonist Federico Scorticati, and its early recordings were the tangos “Cansancio” (by Federico Scorticati and Manuel Meaños) and “Amargura” (by Carlos Gardel and Alfredo Le Pera), sung by Héctor Palacios.

In 1943 the orchestra was led by the pianist Mario Maurano, and recorded the tangos “Nene caprichoso” and “Tranquilo viejo, tranquilo” (both by Francisco Canaro and Ivo Pelay), with Ortega del Cerro on vocals, on September 2.

The last recordings under the name “Orquesta Típica Victor” were made on May 9, 1944, and they were the waltzes “Uno que ha sido marino” (by Ulloa Díaz) and the popular “Sobre las olas” (by Juventino Rosas), both sung by the Jaime Moreno and Lito Bayardo duo.

According to Nicolás Lefcovich´s discography, the recordings were 444, but to this number we would have to add many recordings coupled on discs that on the opposite face had renditions of varied interpreters.

Even though it was an orchestra that mainly played tango, it also recorded other beats, more than forty rancheras and a similar number of waltzes, around fifteen foxtrots and very few milongas. Also polkas, corridos, pasodobles, etc.

As for vocalists, they appeared only three years after its creation, after over a hundred instrumental numbers were recorded. And the first one was a violinist, Antonio Buglione (a total of four recordings), with the tango “Piba”, on October 8, 1928.

He was followed by Roberto Díaz (27 recordings), Carlos Lafuente (37, the one who recorded most),
Alberto Gómez (25), Ernesto Famá (17), Luis Díaz (14), Teófilo Ibáñez (9), Ortega del Cerro (7), Juan Carlos Delson (7), Mario Corrales -later Mario Pomar- (6) and Charlo (4).

Through the ranks of the orchestra the following vocalists passed: Alberto Carol, Jaime Moreno,
Lito Bayardo, Lita Morales, Eugenio Viñas, Ángel Vargas, José Bohr, Osvaldo Moreno, Vicente Crisera, Dorita Davis, Oscar Ugarte, Fernando Díaz, Héctor Palacios, Mariano Balcarce, El Príncipe Azul, Francisco Fiorentino, Armando Barbé (also with the name Armando Sentous), Samuel Aguayo, Hugo Gutiérrez, Jimmy People, Deo Costa, Alberto Barros, Raúl Lavalle, Augusto “Tito” Vila and Gino Forsini.

When in 1944 the label decided to put an end to its career, tango was so successful that it would not be an exaggeration to say that everyday a new orchestra was put together.

Somehow, with the great orchestras of the forties: Troilo, D’Arienzo, Di Sarli, D’Agostino, Tanturi, Fresedo, Laurenz, among others, the need of having one´s own orchestra has come to an end.

———
Orquesta Típica Víctor

Por Néstor Pinsón


Cuando a los directivos del sello discográfico se les ocurrió la formación de una orquesta que representara a la empresa, recurrieron a un pianista de formación clásica, que aún no había incursionado en el tango: Adolfo Carabelli.

Este gran artista estudió con los mejores maestros de su época y a los quince años ya daba conciertos en salas de la ciudad de Buenos Aires. Siendo muy joven viaja a Bologna, donde permanece hasta 1914. Allí cursó el liceo y continuó sus estudios musicales. El comienzo de la guerra lo devuelve a su país donde forma un pequeño conjunto de música clásica: “Trío Argentina”.

En esos años conoce al pianista Lipoff, que acompañaba a la célebre bailarina Anna Pavlova, y a través suyo lo atrapa el jazz, género que recién comenzaba a difundirse.

Su primer orquesta se llamó “River Jazz Band”, después, al pasar a la radio, el conjunto llevó su nombre, y la orquesta obtuvo un éxito descomunal y era demandada por todos los clubs nocturnos de la época. Por ella pasaron Eduardo Armani y Antonio Pugliese, entre otros.

Graba sus primeros discos en el sello Electra y luego es contratado por la Victor como asesor musical y responsable de la formación de una orquesta típica.
Orquesta mítica del tango, que nunca actuó en público, pero que dejó, en su larga trayectoria, el recuerdo indeleble de su perfección y calidad.

Adolfo Carabelli

La primera formación elegida por Carabelli, y que debutara con la grabación de dos, tangos el 9 de noviembre de 1925: “Olvido”, de
Ángel D’Agostino y “Sarandí” de Juan Baüer, era la siguiente:Bandoneones: Luis Petrucelli, Nicolás Primiani y Ciriaco Ortiz; violines: Manlio Francia, Agesilao Ferrazzano y Eugenio Romano; piano: Vicente Gorrese; y contrabajo: Humberto Constanzo.

La conformación de la orquesta era muy variable, los músicos eran reemplazados de continuo, pero todos ellos de excelente nivel. Es así que algunos expertos reconocen, en determinadas grabaciones, el violín de
Elvino Vardaro, por ejemplo.

Otros nombr
es importantes que pasaron por la orquesta fueron: los bandoneones de Federico Scorticati, Carlos Marcucci y Pedro Laurenz; Orlando Carabelli, hermano del director y Nerón Ferrazzano en contrabajo; en violines, Antonio Buglione, Eduardo Armani y Eugenio Nobile. También desfilaron por la orquesta: Cayetano Puglisi, Alfredo De Franco y Aníbal Troilo, en algunas oportunidades.

Mario Maurano

Con el tiempo, y por razones comerciales, el sello consideró que no bastaba con una única orquesta.

Por tal motivo fueron apareciendo la “Orquesta Victor Popular”, la “Orquesta Típica Los Provincianos” dirigida por Ciriaco Ortiz, la “Orquesta Radio Victor Argentina” dirigida por Mario Maurano, la “Orquesta Argentina Victor”, la “Orquesta Victor Internacional”, el “Cuarteto Victor” (integrado por Cayetano Puglisi, Antonio Rossi, Ciriaco Ortiz y Francisco Pracánico) y el excelente “Trío Victor”, conformado por el violinista Elvino Vardaro y los guitarrista Oscar Alemán y Gastón Bueno Lobo.

La ya mencionada calidad de los músicos, convirtió a la Orquesta Típica Victor en una de las manifestaciones musicales más ricas de su tiempo, que perdurará en el mismo nivel hasta bien entrados los años treinta. Y esto es importante destacarlo, porque otras importantes orquestas, como el caso de
Julio De Caro, habían perdido el rumbo.

Luego sí, a causa de un repertorio que trató de adecuarse a las necesidades comerciales del momento, bajó la calidad del mismo, pero no de su sonido ni de los artistas que la integraban. Tampoco la de sus vocalistas, que seguían siendo de primerísimo nivel.

Federico Scorticati

En 1936 la dirección de la orquesta pasa a manos del bandoneonista
Federico Scorticati, y sus primeros registros fueron los tangos “Cansancio” (de Federico Scorticatti y Manuel Meaños) y “Amargura” (de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera), cantados por Héctor Palacios.

En 1943 la orquesta pasa a ser dirigida por el pianista Mario Maurano, grabando los tangos “
Nene caprichoso” y “Tranquilo viejo, tranquilo” (ambos de Francisco Canaro e Ivo Pelay), con la voz de Ortega del Cerro, el 2 de septiembre.

Las últimas grabaciones con la denominación “Orquesta Típica Victor” fueron realizadas el 9 de mayo de 1944, y fueron, los valses “Uno que ha sido marino” (de Ulloa Díaz) y el popular “Sobre las olas” (de Juventino Rosas), ambos cantados por el dúo Jaime Moreno y
Lito Bayardo.

Según la discografía de Nicolás Lefcovich, las grabaciones fueron 444, pero a esta cifra habría que agregar muchos registros que eran acoplados de discos que en su otra cara tenían versiones de variados intérpretes.

Si bien se trató de una orquesta fundamentalmente tanguera, también grabó otros ritmos, más de cuarenta rancheras y otros tantos valses, alrededor de quince foxtrots y muy pocas milongas. Además polcas, corridos, pasodobles, etc.

En cuanto a los vocalistas, aparecen recién tres años después de su fundación, después de más de cien temas instrumentales. Y el primero fue un violinista, Antonio Buglione (que totalizó cuatro grabaciones), con el tango “Piba”, el 8 de octubre de 1928.

A éste los siguió Roberto Díaz (27 grabaciones), Carlos Lafuente (37, siendo el que más grabó),
Alberto Gómez (25), Ernesto Famá (17), Luis Díaz (14), Teófilo Ibáñez (9), Ortega del Cerro (7), Juan Carlos Delson (7), Mario Corrales -luego Mario Pomar- (6) y Charlo (4).

También desfilaron por la orquesta los vocalistas: Alberto Carol, Jaime Moreno,
Lito Bayardo, Lita Morales, Eugenio Viñas, Ángel Vargas, José Bohr, Osvaldo Moreno, Vicente Crisera, Dorita Davis, Oscar Ugarte, Fernando Díaz, Héctor Palacios, Mariano Balcarce, El Príncipe Azul, Francisco Fiorentino, Armando Barbé (también con el nombre de Armando Sentous), Samuel Aguayo, Hugo Gutiérrez, Jimmy People, Deo Costa, Alberto Barros, Raúl Lavalle, Augusto “Tito” Vila y Gino Forsini.

Cuando en 1944 el sello decide poner fin a su trayectoria, el tango tenía tal éxito que podríamos decir que se formaba una orquesta todos los días.

De alguna manera, con las grandes orquestas del cuarenta: Troilo, D’Arienzo, Di Sarli, D’Agostino, Tanturi, Fresedo, Laurenz, entre otras, la necesidad de la orquesta propia había cumplido su ciclo.

Link:

http://rapidshare.com/files/12499025/RBerdi_Orquesta_Tipica_Victor-1926-1940-RemasterizadoSuiza-1996.rar.html

.




Publicaciones

enero 2007
L M X J V S D
« Dic   Feb »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivo Blog

Blog Stats-desde 10-08-2008

  • 845,563 hits

Desde 20-08-2008

https://musicarberdi.wordpress.com/2008/08/01/tango-rberdi-el-diario-2tango-rberdi-el-diario-2/

Anuncios